top of page
  • Foto del escritorareynosorosa

Zelensky se enfrenta a una tarea imposible ante las reuniones en Washington esta semana


El destino de miles de millones en ayuda para Ucrania sigue en el limbo este lunes por la mañana, incluso cuando se espera que el presidente Volodymyr Zelensky haga una propuesta crucial a los senadores y al presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, el martes.

Es poco probable que la visita de Zelensky a Washington, la tercera desde que Rusia invadió Ucrania en 2022, cambie una dinámica ya consolidada en Washington, según la cual los republicanos, incluso los que apoyan la financiación adicional para Ucrania, no están dispuestos a hacer más, a menos que los demócratas y la Casa Blanca cedan en cambios políticos importantes en la frontera sur de Estados Unidos.

Es un momento complicado para la Casa Blanca, que ha defendido una y otra vez que Zelensky y su país se encuentran en un punto de inflexión crítico en su lucha por la democracia. Y, sin embargo, es posible que el Gobierno del presidente Joe Biden no pueda aportar los recursos que ha prometido si la lucha interna sobre inmigración, que lleva ya décadas, no arroja pronto un resultado decisivo.

Conclusión: lo más probable es que el Congreso se vaya a finales de esta semana sin haber aprobado la ayuda adicional, sin un avance en la política fronteriza y sin una hoja de ruta clara sobre cómo garantizar que se aprueben los fondos en los espinosos meses venideros, cuando el enfrentamiento sobre el gasto público, una investigación por juicio político y las elecciones presidenciales estén en pleno apogeo.

¿Cuánto dinero queda en realidad?

Como informó CNN la semana pasada, apenas quedan unos US$ 2.000 millones disponibles para enviar. Quedan US$ 4.800 millones en la autoridad presidencial para la reducción de tropas, pero esa financiación se utiliza para enviar las reservas estadounidenses existentes a Ucrania y a Estados Unidos solo le quedan unos US$ 1.000 millones para reponer esas reservas. También quedan unos US$ 1.000 millones en fondos de inteligencia y vigilancia de la defensa.

Lo que hay que ver

Las reuniones cruciales de Zelensky en el Capitolio con los senadores. Los senadores son muy conscientes de la dinámica del campo de batalla, de las acuciantes necesidades de Ucrania y de las implicaciones que la inacción del Congreso podría tener en las perspectivas a largo plazo de la democracia en Europa y en todo el mundo. Fue el tema de una sesión informativa clasificada la semana pasada y una cuestión que los líderes de ambos bandos reconocen.

Republicanos como el líder de la minoría, Mitch McConnell, el líder del Partido Republicano, John Thune, y otros líderes como el senador John Cornyn, de Texas, hablan de ello todo el tiempo, pero eso no ha influido mucho en su opinión de que la seguridad fronteriza debe formar parte de cualquier paquete de ayuda adicional. ¿Se modificará, suavizará o cambiará? Es poco probable. ¿Cambiará la opinión de los demócratas sobre lo que estarían dispuestos a ceder en la frontera? Ya lo veremos.

El presidente de la Cámara y Zelensky: tal vez la reunión más importante del martes sea la de Johnson, el recién nombrado presidente de la Cámara, y Zelensky. La última vez que Zelensky vino a Washington, Kevin McCarthy era el presidente de la Cámara. Sensible a la reacción conservadora a la que podría enfrentarse por parecer demasiado amistoso con Zelensky, McCarthy evitó una oportunidad de foto en el vestíbulo y, en lugar de acompañar a Zelensky a una reunión, lo hizo el líder demócrata Hakeem Jeffries. Pocas semanas después, McCarthy perdió por completo su puesto. Puede que el presidente sea nuevo, pero la dinámica interna dentro de la conferencia del Partido Republicano no ha cambiado.

"Estados Unidos ya ha enviado suficiente dinero a Ucrania. Deberíamos decirle a Zelensky que busque la paz", tuiteó el domingo el representante republicano Matt Gaetz, de Florida.

Johnson ha señalado que es partidario de aumentar la ayuda a Ucrania, pero también ha dejado claro a los líderes del Senado que el precio de presentarla en la Cámara de Representantes será muy alto. ¿Cambiará una reunión con Zelensky la dinámica subyacente del momento? Es poco probable. Johnson no puede presentar un proyecto de ley sin una fuerte seguridad fronteriza e incluso así podría perder docenas de votos del Partido Republicano. Pero sigue siendo una gran oportunidad para Zelensky de entablar una relación con un presidente de la Cámara que todavía tiene cierto apoyo dentro de su conferencia y que, en última instancia, determinará en los próximos meses, más que ninguna otra figura en Washington, si Ucrania recibe la ayuda estadounidense que considera tan crucial para su supervivencia como país.

Estado de las conversaciones fronterizas

Los negociadores del Senado siguieron hablando durante el fin de semana, pero si viste las noticias del domingo ya sabes que no hubo grandes avances.

"Todavía estamos en la sala tratando de hacer frente a las demandas republicanas", dijo el senador Chris Murphy de Connecticut en la NBC. "No vamos a poner en el estatuto las políticas de inmigración de Donald Trump. Sería malo para el país".

El senador James Lankford, el principal negociador republicano dijo que se habían hecho muchos progresos, pero que es hora de poder terminar esto y tomar una decisión y hacer lo que podamos hacer para poder ayudar a la nación.

La falta de un momento "ajá" aquí te dice todo lo que necesitas saber sobre la línea de tiempo para un acuerdo. Siempre fue increíblemente improbable que los legisladores se quedaran en Washington para aprobar un suplemento, pero si los negociadores ni siquiera están a punto de llegar a un acuerdo, si no están en la fase final de las negociaciones, está casi garantizado que los legisladores se irán a casa al final de la semana, salvo algún empujón de última hora por parte de los líderes para mantenerlos aquí y forzar ese progreso.

Según fuentes de CNN, los demócratas no están dispuestos a aceptar los puntos que siguen sobre la mesa. CNN informó el viernes los puntos de fricción que quedaban y de la nueva lista de exigencias del Partido Republicano, que incluía, entre otras cosas, una represión masiva de la forma en que el Gobierno utiliza la libertad condicional y una nueva autoridad nacional de expulsión similar a la restricción de la era covid que permitía a la patrulla fronteriza dar la vuelta rápidamente a los migrantes en la frontera entre EE.UU. y México. Los republicanos también están intentando introducir una política que impediría a alguien solicitar asilo en EE.UU. si pasó por un "tercer país seguro" donde podría haberlo solicitado.

El viaje a EE.UU. se concretó el viernes pasado, según un funcionario de la Casa Blanca

El viaje de última hora de Zelensky a Washington se concretó a finales de la semana pasada y los detalles del mismo se ultimaron el viernes, según un funcionario de la Casa Blanca, en un momento en que la ayuda al país devastado por la guerra sigue estancada en el Capitolio.

Las conversaciones sobre el viaje surgieron a mediados de semana, cuando el presidente de Ucrania se disponía a viajar a Argentina para la toma de posesión del presidente Javier Milei el fin de semana. Funcionarios estadounidenses y ucranianos acordaron seguir adelante con la visita a Washington, puesto que Zelensky ya estaría en el mismo hemisferio, lo que daría a la Casa Blanca la oportunidad de mostrar su compromiso con Ucrania y explicar por qué debe continuar ese apoyo, según el funcionario.

"Estaba ansioso por venir a Estados Unidos y nos complace tenerlo en este momento crítico", dijo el funcionario. "¿Quién es mejor defensor de su país que el presidente Zelensky?".

Fuente: cnnespañol

9 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page