top of page
  • Foto del escritorRedaccion

Un Año de Gobierno en Honduras, Desafíos y Retrocesos Democráticos



El pasado año marcó el inicio de una nueva era en Honduras con la llegada del

gobierno de Xiomara Castro y Mel Zelaya. Sin embargo, desde entonces, la pareja

gubernamental ha tenido que lidiar con una serie de desafíos en un entorno marcado

por tensiones políticas y una crisis económica persistente. Además, el país lucha contra

la violencia, el narcotráfico y la corrupción, lo que ha llevado a un aumento en la

migración de personas en busca de una vida mejor.


A pesar de estos obstáculos, el Poder Ejecutivo y su representación en el Poder

Legislativo han optado por una estrategia de retroceso democrático, desgaste

institucional y polarización social para consolidar su gobierno y mantenerse en el

poder. Esta estrategia ha generado aún más tensiones y divisiones en la sociedad

hondureña, lo que dificulta aún más la tarea de abordar y resolver los desafíos que

enfrenta el país.


El futuro de Honduras y su camino hacia un futuro más próspero y seguro dependen

en gran medida de la capacidad del gobierno y de la sociedad para trabajar juntos y

encontrar soluciones a estos problemas. En este contexto, Honduras se enfrenta a la

importante elección de la nueva Corte Suprema de Justicia. El Congreso Nacional

elegirá a los nuevos 15 magistrados de una lista de 45 candidatos, seleccionados por la

Junta Nominadora, que está compuesta por representantes de diferentes instituciones

y organizaciones de la sociedad.


Es esencial para garantizar una elección de magistrados idóneos y responsables. Por lo

tanto, el movimiento republicano internacional alienta a las diversas a trabajar juntas

en este proceso crucial para el futuro de la nación.


La elección de los nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia es un paso

crucial en el fortalecimiento del Estado de Derecho y las instituciones públicas del país.

En atención de los desafíos que enfrenta la justicia en Honduras, es fundamental que

las fuerzas políticas del país trabajen de manera coherente y coordinada para

garantizar una elección integra y transparente de los magistrados que trabajaran por 7

años en dichas funciones.


La transparencia y la integridad en el proceso electoral son fundamentales para

asegurar que los nuevos magistrados sean idóneos y responsables, y que puedan

enfrentar los retos que se presentan en la justicia hondureña. Además, una elección

justa y transparente será un paso importante para fortalecer la confianza de la

ciudadanía en las instituciones y en el sistema de justicia en su conjunto.


Ha llegado el momento de que las fuerzas políticas del país garanticen una elección

integra y transparente de los nuevos magistrados. Esta es una oportunidad para

avanzar hacia un futuro más justo y estable para Honduras, y para fortalecer el Estado

de Derecho y las instituciones públicas del país.

6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page