top of page
  • Foto del escritorareynosorosa

Los 107 días de crisis en Congreso Nacional alejan inversiones en Honduras


La polarización política y la falta de apoyo al sector primario y secundario de la economía, como la industria de la construcción y el agro, no solo provocan la pérdida masiva de empleos, sino que ahuyentan los nuevos capitales.


SAN PEDRO SULA.- El día que la Junta Proponente para la elección del fiscal generalentregó la nómina de cinco candidatos de la cual saldrían los dos ungidos para dirigir el Ministerio Público, la polarización y la puja de poder tomaron boleto de permanencia en el país.

Desde ese instante, los acercamientos y cabildeos que ya habían comenzado en los pasillos y en reuniones para tomar café se volvieron oficiales en las esferas políticas. No obstante, todo auguraba una elección difícil. Incluso, la composición misma del Congreso Nacional dejaba entrever que alcanzar acuerdos no sería nada fácil.

A 107 días de ese acontecimiento donde el consenso jamás floreció, el conflicto político y la acumulación de desaciertos parlamentarios y políticos ahora le pasan factura al país. Además de la condena internacional sufrida por la inestabilidad política, económicamente el país sufre las repercusiones.

Desde la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), Eduardo Facussé señala sin tapujos que la política pública para inversiones no está bien dirigida en este momento.

“Se debe apoyar mucho más el sector primario y secundario. Con el primario me refiero al agro y la construcción, son sectores que están demasiado deprimidos y la estructura económica del país necesita que estos sectores sean mucho más amplios, porque son los que pluralizan. La manufactura es un sector secundario que con la ley de justicia tributaria se piensa afectar”.

Para el dirigente empresarial de Cortés, lo que más está golpeando al país es la cantidad de negocios en el sector terciario, es decir, el comercio, intermediación financiera, que son actividades que no pluralizan, más bien concentran la riqueza.

“Se debe apuntalar más en el sector primario y secundario para que realmente exista desarrollo plural en nuestro país. Y esa es la parte que creemos nosotros no se está haciendo adecuadamente. Lógicamente la polarización tampoco ayuda a esta situación. Estas cosas se deben de abordar de una manera técnica, con análisis de impacto económico y no de una manera política”.

Facussé dijo que la situación que enfrenta Honduras lo entristece porque, aunque históricamente el crecimiento ha sido bajo, el país necesita crecer arriba del 5% para poder siquiera sostener o reducir la pobreza.

“Con cualquier número abajo de cinco crecemos en pobreza. Es lo que los estudios nos han arrojado, entonces, seguimos generando pobreza. Ojalá que exista un diálogo y una voluntad sincera para darle vuelta a este modelo que no está funcionando”, enfatizó.

Desde el inicio de este Congreso, la poca capacidad de deliberar de los diputados no solo ha impactado en la elección del fiscal sino en otras leyes que requieren de procesos correctos y transparentes.

Fuad Handal Katimi, presidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), capítulo San Pedro Sula, lamentó que las crisis nacionales e internacionales estén marcando negativamente el 2023.

“Este es un año donde hay decrecimiento en las importaciones y exportaciones, y ha sido marcado por un montón de crisis a nivel internacional. Una que más impactó a la industria de la zona norte, específicamente al sector de la maquila, es la pérdida de demanda en Estados Unidos, el exceso de inventarios allá. Eso ha afectado e hizo que se perdieran más de 30,000 empleos en la maquila, en la zona norte, este año. Es una cifra exagerada, una gran crisis”, apuntaló.

A eso se suman las guerras. Handal señala que cuando hay crisis internacionales lo que queda es fortalecerse a nivel interno y captar otro tipo de inversiones, para crear nuevos nichos y nuevas empresas.

“Pero lo que sucede en Honduras es al revés, cuando tenemos crisis afuera, creamos crisis adentro y de esa manera no podemos tener ninguna opción de inversiones nuevas, no podemos tener confianza en el país para invertir, tanto los nacionales como los extranjeros, y no damos las condiciones a la industria nacional por temas internos, como la tramitología lenta, centralización de las empresas estatales en Tegucigalpa, hacen que las empresas en la zona norte, que es donde está concentrada la mayor parte de la industria, realmente no puedan avanzar de la forma en que se necesita”.

Handal considera que el conflicto en el Congreso Nacional lo que hace es evidenciar el “débil Estado de derecho que tiene Honduras”. “Cuando los políticos interpretan cada ley de la manera que les conviene, no hay claridad. No es posible que mañana haya una crisis y que la otra semana haya otra, y que cada quien interprete equis artículo de la forma en la que más le conviene. Eso lo que evidencia es que no hay seguridad para invertir en el país, y eso lo nota un grupo a la hora de querer venir a invertir. Eso se ve”, lamentó el industrial.

Fuente: la prensa.Hn

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page