top of page
  • Foto del escritorareynosorosa

"Guyana no está sola y nuestros amigos no van a permitir que sea pisoteada"


Guyana y Venezuela están inmersos en lo que podría convertirse en una de las crisis internacionales más serias vividas en América Latina en los últimos años.

El referendo convocado por el presidente Nicolás Maduro en Venezuela para que los ciudadanos aprobaran la incorporación a ese país del Esequibo-un territorio rico en recursos energéticos y minerales bajo control de Guyana, pero reclamado como propio por Venezuela- ha puesto a Caracas y Georgetown en ruta de colisión.

Tras la consulta el 3 de diciembre, Maduro no solo anunció la creación de un estado venezolano en ese territorio, sino que dijo que Venezuela otorgaría licencias para la explotación allí de petróleo y minerales, e incluso lanzó amenazas sobre las empresas internacionales que ya han recibido concesiones por parte de Guyana.

Sus acciones han puesto en alerta a las autoridades de Guyana, cuyas fuerzas de defensa realizaron maniobras militares la semana pasada junto al Comando Sur de Estados Unidos.

Luego de décadas de negociaciones infructuosas, Guyana ha llevado el diferendo sobre el Esequibo a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), donde Venezuela debería presentar sus alegatos en 2024. Pero Maduro insiste en buscar una solución por medio de la negociación y se niega a acudir a ese tribunal de la ONU.

El presidente de Venezuela se reunirá este jueves en la isla de San Vicente y Granadinas con su homólogo de Guyana, Irfaan Ali, para tratar la controversia con miras a reducir la intensidad del conflicto e instaurar una vía de diálogo apropiada.

En ese contexto, BBC Brasil y BBC Mundo conversaron con el presidente de Guyana sobre la crisis actual con Venezuela, las posibilidades de que derive en el uso de la fuerza y la posición de Georgetown en torno a la resolución del diferendo sobre el Esequibo.

Usted tendrá una reunión con Nicolás Maduro el jueves, ¿qué espera de este encuentro con él y qué le gustaría decirle?

En primer lugar, Guyana es un país respetuoso de la paz. No somos nosotros los agresores. No amenazamos a nadie con el uso de la fuerza. Al mismo tiempo, Guyana hará todo lo que esté a su alcance, dentro del ámbito del derecho internacional, para garantizar que nuestra integridad territorial y soberanía sean preservadas intactas.

Por supuesto, nuestras fronteras se establecieron en 1899. [Hubo] Una fijación total y completa de nuestras fronteras. Todos nuestros socios en esta región, incluido Brasil, Caricom, CELAC, Estados Unidos, el hemisferio occidental y la comunidad internacional respetan el laudo arbitral de 1899 como un acuerdo total y completo para nuestra frontera.

A pesar de esto, cuando nos acercábamos a la independencia, Venezuela presentó la controversia. Durante décadas y décadas, esa controversia se estuvo discutiendo en el contexto del acuerdo de Ginebra (1966).

El acuerdo de Ginebra disponía que si las partes no llegaban a una conclusión, el secretario general de la ONU determinaría los medios para resolver esta controversia.

Y el secretario general de la ONU determinó que la CIJ (Corte Internacional de Justicia) era el medio para resolver esta controversia. Ahí es donde se decidirá esta controversia y el reclamo de Venezuela y acataremos el resultado de este caso y llamamos a Venezuela a hacer lo mismo.

Ahora, en relación con las conversaciones y reuniones del jueves, como buenos vecinos tenemos que coexistir, tenemos que trabajar para garantizar que esta región siga siendo una región de paz y estabilidad. Y como buen ciudadano regional, Guyana fue contactado por Brasil, la Celac, el Caricom -a pesar de nuestra posición y a pesar del apoyo de la región a nuestra posición- para tener conversaciones con el presidente Maduro y Venezuela.

Esas conversaciones tienen como objetivo reducir la amenaza del uso de la fuerza por parte de Venezuela. Porque Guyana no amenaza a nadie.

¿Exactamente qué quisiera usted decirle a Maduro?

Le diría muy claramente que Guyana es un país respetuoso de la paz. No tenemos otra ambición que la seguridad y protección de nuestra soberanía e integridad territorial. Nuestra única ambición es hacer avanzar el país de manera pacífica, trabajar en una coexistencia pacífica con nuestros vecinos, apoyar a nuestros vecinos en su propio desarrollo. Y esperamos que se respete nuestra frontera y que Venezuela no actúe de manera imprudente o aventurera, y que trabajemos juntos para garantizar la paz y la estabilidad de nuestra región.

¿Teme que el gobierno venezolano pueda realmente invadir el Esequibo?

Bueno, no tememos. Tenemos que prepararnos para cualquier eventualidad por la retórica que está saliendo de Venezuela. Venezuela organizó un referéndum y, antes de que lo realizaran, acudimos a la CIJ para obtener medidas cautelares debido al hecho de que algunas de las preguntas en el referéndum apuntaban a la anexión del Esequibo, lo que requeriría la ocupación de Venezuela. Entonces, estamos muy preocupados por esto. Hemos contactado a nuestros socios internacionales. Tenemos una colaboración con el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Tenemos muchos programas de entrenamiento, muchos ejercicios conjuntos que se están realizando y que van a continuar.

Vamos a activar y trabajar de manera constante con la comunidad internacional para garantizar que Venezuela no actúe de una manera que afecte nuestra integridad territorial, nuestra soberanía o que ocupe cualquier espacio que esté dentro de las fronteras geográficas de Guyana.

La semana pasada hubo ejercicios militares entre el Ejército de Guyana y el Ejército de Estados Unidos. ¿Ha pedido algún apoyo militar de EE.UU. en caso de una invasión venezolana?

La cooperación militar y en materia de defensa con Estados Unidos ha sido muy amplia y crecerán en el futuro... Todo esto es parte de nuestra estrategia de defensa y seguirá creciendo. Así que tendremos más programas de formación, más intercambios conjuntos. Y, por supuesto, no solo con Estados Unidos, estamos hablando con varios de nuestros socios en relación con Venezuela, la retórica de Venezuela y estamos hablando en el contexto de mantener la paz y en el contexto de garantizar que nuestros amigos estén con nosotros y asegurar nuestra soberanía e integridad territorial.

¿Está dispuesto su gobierno a permitir la creación de una base militar estadounidense en Guyana?

Haremos todo lo que sea necesario para garantizar la soberanía y la integridad territorial de Guyana.

¿Eso incluye una base militar?

Estamos siguiendo todas las acciones de Venezuela. Trabajaremos monitoreando de manera integral el comportamiento de Venezuela. Estamos analizando toda la inteligencia y en el momento oportuno tomaremos la decisión adecuada. Pero sea lo que haga falta, con nuestros socios bilaterales, con nuestros socios internacionales para proteger la seguridad, la integridad territorial y la soberanía de Guyana, lo haremos.

Debemos garantizar que la seguridad, la integridad territorial y la soberanía de nuestro país estén aseguradas y protegidas. Ese es el objetivo primordial.

Volvamos a su reunión con Maduro. El gobierno venezolano alega que como el Esequibo es un área en disputa, el gobierno de Guyana no podría haber otorgado permisos petroleros a empresas como Exxon Mobil.

Esto se resolvió en 1899. Venezuela y Guyana participaron en el establecimiento de los hitos fronterizos. La controversia se planteó ante la CIJ y vamos a esperar el resultado. En las medidas cautelares de la CIJ en respuesta al referéndum, quedó claro que el status quo se mantiene, es decir, el Esequibo permanece en el territorio de Guyana y es gobernado por Guyana. Tenemos todos los derechos para emitir cualquier licencia, cualquier inversión y desarrollo que queramos en Guyana.

Hace unos días, Maduro dijo que Guyana y ExxonMobil deberían sentarse con Venezuela para discutir este asunto. Como va a reunirse con él, ¿hay algo que estaría dispuesto a comprometer para disminuir esta tensión?

Lo interesante es que a la población local de Venezuela, el presidente Maduro le dice que Exxon es imperialismo y, sin embargo, está trabajando activamente para lograr que Chevron, BP e incluso otras empresas multinacionales vuelvan a invertir en Venezuela.

En la mesa tenemos muchas cosas que discutir. Tenemos la seguridad energética regional, cómo abordamos la seguridad energética, cómo abordamos el desarrollo de la región, cómo trabajamos juntos sobre el cambio climático, cómo coexistimos, cómo desescalamos. Entonces, no vamos a comprometer ningún desarrollo que tengamos en el Esequibo; nuestra posición declarada es que este caso será resuelto en la CIJ.

¿Existe algún punto medio al que Guyana y Venezuela puedan llegar sobre la controversia?

La Corte decidirá el fondo de la controversia. No hay negociaciones al respecto.

¿Qué pasa con las reservas de petróleo? ¿Existe algún acuerdo que estaría dispuesto a discutir con Maduro?

Si las reservas de petróleo a las que te refieres son las del Esequibo, entonces esas son las reservas de petróleo de Guyana y vamos a desarrollar nuestras reservas de petróleo en el contexto de la seguridad energética regional. Si hay inversiones de la región, incluida Venezuela, que alguien quiera discutir, podríamos considerar examinar las inversiones, pero nuestras reservas de petróleo son las reservas de petróleo de Guyana.

¿Estaría dispuesto a compartir los ingresos del petróleo con Venezuela?

Esa es una posición muy interesante. Entonces, ¿Venezuela compartiría con Guyana todos los ingresos que obtuvo durante los últimos cien años de su petróleo? Ese es su espacio territorial. Nunca les hemos pedido que compartan lo que es suyo. Estos son los ingresos de Guyana. Este es nuestro activo dentro de nuestro territorio. ¿Cómo vamos a compartir eso?

Decirme que tenemos que hacer un acuerdo con Venezuela para repartir los ingresos por los recursos de nuestro país es un insulto al pueblo de Guyana. Es un insulto a nuestro liderazgo. Eso nunca sucederá. ¿Le preguntaría a Maduro si está dispuesto a compartir los ingresos del petróleo y el gas de Venezuela con Guyana? ¿Qué diría? Creo que la gente nos subestima porque somos una población pequeña, pero somos una población pequeña y responsable con la moral, la ética, el buen gobierno, la democracia y la libertad de nuestro lado y con grandes socios internacionales.

Maduro dijo que Guyana y Exxon Mobil deberían sentarse con Venezuela…

Él puede decir lo que quiera. Él no es Dios. No es el presidente de Guyana. Usted está hablando con el presidente de Guyana. Él no tiene autoridad para convocar a ninguna empresa que opere en Guyana ni a ningún individuo que opere en Guyana a ninguna reunión. Está fuera de lugar. Es impropio. La inversión de ExxonMobil está en Guyana.

Lo animo a que él haga un llamado a las empresas y las anime a invertir en Venezuela y a crear la atmósfera para ello y a trabajar por la paz y la estabilidad. ¿Cómo espera conseguir inversiones para Venezuela? Si quiere desestabilizar la región o si quiere utilizar la amenaza de la fuerza, eso no ayudará a nadie. Lo que tenemos que hacer es trabajar para garantizar que tengamos el mejor clima de inversión para esta región desde el punto de vista político, social, económico, financiero y, por supuesto, en materia de seguridad.

Maduro se reunirá en unos días con el presidente de Rusia, Vladimir Putin. ¿Teme que la crisis del Esequibo pueda significar que Guyana en algún momento quede atrapada entre la rivalidad entre Estados Unidos y Rusia?

Guyana no puede quedar atrapada en ningún lado. Estamos en el lado correcto de la historia, en el lado correcto de los hechos, en el lado correcto de los fundamentos morales. Estamos en el lado correcto de la ética. Estamos en el lado correcto de la política dentro de la región y la comunidad internacional nos apoya.

Ahora, somos conscientes de que la narrativa propagandística fuera de Venezuela busca ignorar estos hechos fundamentales. Pero seguiremos trabajando a nivel diplomático para involucrar a todos. Vi en el Consejo de Seguridad de la ONU que Rusia dijo que Venezuela debe respetar el derecho internacional. Así que espero que el presidente Putin le diga al presidente Maduro que tiene que respetar a la CIJ y sus resultados.

Teniendo en cuenta los acontecimientos recientes, ¿está considerando fortalecer las fuerzas militares de Guyana?

Precisamente por eso tenemos todo este programa de entrenamiento y todos estos intercambios conjuntos, porque tenemos que fortalecer nuestra fuerza de defensa para preservar la paz y garantizar que nuestras fronteras estén protegidas.

En este momento, Guyana tiene enormes ingresos provenientes de las reservas de petróleo. Básicamente, el país tiene el dinero para fortalecer su propio ejército. ¿Utilizará esos ingresos?

Lo haremos. Durante los últimos tres años, hemos estado trabajando en un programa integral para recapitalizar, modernizar y equipar nuestras fuerzas militares. Entonces, sí, estamos trabajando en un paquete de inversión estratégica para las Fuerzas de Defensa de Guyana, no sólo desde una perspectiva de equipamientos, sino también desde una perspectiva de recursos humanos.

¿Esta crisis sobre el Esequibo ha impulsado este plan?

Yo diría que nuestro plan era muy agresivo. Teníamos un plan que era muy estratégico. Y ese plan se está desarrollando dentro del plazo que habíamos previsto para su implementación.

Pero ahora mismo, Venezuela tiene un ejército mucho más grande y mejor equipado en comparación con el de Guyana. ¿Cómo reaccionaría Guyana ante una eventual invasión militar proveniente de Venezuela?

Tenemos amigos, tenemos aliados, estamos trabajando con la comunidad internacional. Guyana no está sola. No entraría en profundidades sobre nuestra relación, pero hemos estado involucrando a Francia, Reino Unido y a Estados Unidos. Y nuestros amigos no van a permitir que Guyana sea pisoteada.

¿Se siente amenazado por las decisiones de Maduro?

Maduro intenta infundir miedo en el pueblo de Guyana. Definitivamente ha utilizado la amenaza de la fuerza como medio para demostrar su plan. Pero no somos un pueblo que sucumba a su miedo y a su amenaza. Lo que estamos haciendo es planificar. Trabajar con nuestros socios, prepararnos y asegurarnos de que estamos en condiciones de asegurar todo nuestro territorio, soberanía e integridad territorial.

Así que no temo por su amenaza. Me preocupa su amenaza. Estoy preocupado y es por eso que estamos planteando esto a nivel internacional, estamos trabajando a través de la diplomacia. Pero lo que también estamos haciendo es prepararnos.

¿Cuál es la situación actual de la población que vive en el Esequibo? Algunos dicen que están preocupados...

Por supuesto. Cuando hay un presidente lanzando amenazas con el uso de la fuerza, la gente se preocupa y tiene todo el derecho a preocuparse. Pero hemos asegurado a todos los ciudadanos de Guyana, especialmente a los que viven en la frontera, que no hay absolutamente nada que temer. Estamos trabajando todos los días para garantizar que la soberanía y la integridad territorial de Guyana permanezcan intactas y que avancemos sin ningún temor.

Algunos miembros de la oposición en Guyana han estado alegando que su gobierno debería restringir algunos derechos civiles de los venezolanos que ahora tienen la ciudadanía de Guyana. Uno de estos derechos sería el derecho a votar. ¿Está su gobierno dispuesto a coartar el derecho al voto de los venezolanos?

Somos un país pacífico. Trabajamos dentro de las normas internacionales. Si tenemos migrantes que vienen aquí desde Venezuela, los tratamos con dignidad y con honor. Queremos darles los derechos básicos, eso es lo que somos como guyaneses. No podemos permitir que Maduro o los instrumentos de Maduro cambien quiénes somos como pueblo, quiénes somos como país, para volvernos contra nuestros principios, contra nuestro sistema de valores.

Fuente: bbc.com

4 visualizaciones0 comentarios
bottom of page