top of page
  • Foto del escritorareynosorosa

Guatemala Elecciones Generales 2023: TSE ajusta el padrón para llegar a la meta


El año pasado la proyección de empadronados para las elecciones era de 9.8 millones, ahora el objetivo es de 9.2 millones a 16 días del cierre del padrón.


El Tribunal Supremo Electoral (TSE) tiene para empadronar a ciudadanos hasta el próximo 25 de marzo, pero las cifras actuales apuntan que es complicado llegar a la meta que las autoridades se trazaron hace casi un año.

El 22 de abril de 2022, cuando el magistrado Rafael Rojas era presidente del TSE, se informó que la meta de empadronados para las elecciones era de 9.8 millones, incluso presentaron “la gran jornada de empadronamiento”.

Al pasado 7 de marzo la cifra más actualizada que reportaba el TSE era de 9 millones 179 mil 931 guatemaltecos empadronados, es decir que para llegar a esa meta se requieren todavía 620 mil 69 ciudadanos más registrados. El próximo sábado 25 de marzo se cierra el proceso de cara a los comicios del 25 de junio.

“Las jornadas continúan, esperamos que se pueda incrementar y lograr ese objetivo, esa cantidad de personas empadronadas, -pero- depende bastante de la voluntad de las personas”, explicó de manera reciente el magistrado Rojas.

La presidencia del TSE descansa ahora en Irma Palencia, quien ve con optimismo los días restantes para llegar a la meta. “Esperemos que sí -se cumpla con el objetivo-, faltan todavía varias semanas”, dijo.

Si el TSE quisiera cumplir con la meta anunciada el año pasado, significa que tendrían que empadronar a poco más de 38 mil personas por día para cerrar la brecha de más de medio millón de guatemaltecos que hacen falta.

Por llegar a 9.2 millones

Contrario al anuncio que hizo en abril del año pasado el TSE, Alejandra Chiroy, directora del padrón electoral, explicó que esa cifra de 9.8 millones de empadronados no era propiamente una meta.

“No es que se mantenga, igual no era como una meta establecida, puesto de que esto es un acto voluntario, no es algo imperativo de la ley”, explicó Chiroy.

Por el contrario, la cifra actual a la que apunta la directora del padrón electoral, sin reconocerlo como una nueva meta, es de 600 mil empadronados menos a la proyección del año pasado. “Considero que podemos superar los 9.2 millones, eso sí lo vamos a superar”, dijo Chiroy.

Agregó: “hemos empezado con jornadas de empadronamiento desde el año 2021, dos años antes de un proceso electoral, inclusive hemos alcanzado más o menos 1 millón 200 mil personas empadronadas, esto es algo histórico, porque nunca se habían hecho jornadas de empadronamiento con tanto tiempo de antelación y mucho menos se había incrementado el padrón con esta magnitud”, justificó la directora del padrón.

El escenario que presenta el TSE  es cierto, hay un aumento del padrón, según el análisis de Carlos Mendoza, investigador de la organización Diálogos, que ha seguido de cerca el proceso de empadronamiento a través de los registros oficiales. No obstante, el experto en análisis de datos estima que más que observar ese número absoluto se debe apreciar a detalle el universo de ciudadanos en capacidad de votar y que no están todavía representados.

“El indicador que tienen que ver es el número de empadronados respecto a la población adulta, y ese porcentaje se ha caído desde el 2011 que estaba en el 92 por ciento”, advirtió Mendoza.

Según sus cálculos, si el total de empadronados llegase a ser de 9.3 millones, cercano a lo que proyecta hasta ahora la Dirección del Padrón Electoral, tan solo se estaría empadronando al 78 por ciento de la población mayor a 18 años, el resto se quedará afuera del registro y sin participación. En otras palabras, 1 de cada 4 guatemaltecos aptos para votar no está registrado.

“El TSE aunque diga que es la primera magistratura que empezó a empadronar años antes del año electoral, sus esfuerzos han sido insuficientes (…) la población está creciendo año con año, y según los datos del Registro Nacional de las Personas cada año se incorporan unas 350 mil personas más al grupo de adultos que tienen el derecho a votar”, recordó Mendoza.



Las opciones

El covid-19 fue un inconveniente para comenzar antes con las jornadas de empadronamiento, justificó la presidenta del TSE. “Empezamos a empadronar a partir de que la pandemia nos lo permitió, eso nos restó como año y medio de que no pudimos hacerlo”, dijo Palencia.

La magistrada asegura que a dos semanas del cierre del plazo están trabajando “muchísimo”, y que esperan cerrar con un buen número de empadronados, tal y como anunció el TSE el año pasado.

Para empadronarse se puede hacer en las oficinas electorales y en puestos o mesas que fueron distribuidos en distintos puntos del país, como en centros comerciales; en el Renap – proceso que no es automático con la emisión del DPI –; y en una página web.

De acuerdo a registros oficiales a a los que obtuvo acceso la organización Diálogos, del 1 de octubre de 2022 al 31 de enero de 2023, un 66 por ciento de las personas empadronadas lo hizo en mesas, un 34 por ciento lo hizo en delegaciones del Renap, y un 0 por ciento utilizó la página web.

Este último recurso, a criterio de Mendoza, pudo ser muy útil para acercar el empadronamiento a aquellos ciudadanos con acceso a tecnología, mientras que las mesas tendrían que hacer sido impulsadas en las áreas más remotas del país y con difícil movilidad, sin embargo, los números sugieren que no se logró impulsar el uso de la plataforma digital.


Crítica migrante

La organización Guatemaltecos en el Extranjero, firmó un comunicado el pasado 2 de marzo en donde rechazaban el gasto de Q24 millones en publicidad para promocionar el empadronamiento en el extranjero “de manera tardía”.

“A tan pocos días de que culmine el plazo de empadronamiento y teniendo en cuenta los escasos resultados alcanzados, esta acción se traduce en un despropósito y un despilfarro de dinero que pudo utilizarse a tiempo”, el comunicado además pide al Congreso y a la Contraloría General de Cuentas (CGC) la fiscalización de dichos recursos.

Ante el descontento de la organización migrante, la presidenta del TSE respondió: “Creo que los esfuerzos lejos de que los critiquen deberían de ser reconocidos (…) es contrario, un tanto inaceptable que se diga que no damos el acceso a que los guatemaltecos se empadronen, y al mismo tiempo se nos critica por hacer estas jornadas”.

Según las cifras del TSE, actualizadas al pasado martes 7 de marzo, el total de guatemaltecos empadronados en los Estados Unidos era de 86 mil 730.

Cerrar brechas

El número del padrón a criterio de Salvador Bigurría, expresdiente de Junta Electoral Departamental, es positivo, “como tendencia de país vamos en la dirección correcta, pero lo que hay que hacer es facilitarlo – el empadronamiento –, hay que cerrar esa brecha”.

La próxima meta, que afirma se deben de trazar las autoridades electorales, es no dejar a nadie fuera del padrón. “Como guatemaltecos deberíamos de aspirar al 100 por ciento de la población en edad y con derechos de voto que puedan participar”, dijo.

Para la Misión de Observación Electoral en Guatemala (MOE-GT), la cantidad de personas que se quedarán sin votar es preocupante.

“A pocos días del cierre del padrón electoral, en contraste con las más recientes proyecciones de población, más de un 20% de las personas adultas no podrán votar en el próximo evento electoral. Vemos con preocupación esta cifra, pues 1 de cada 5 guatemaltecos mayores de 18 años no podrá ejercer su derecho al voto en 2023”, expresó en un comunicado.

Además de los retos en cuanto a empadronamiento, según la MOE-GT, el TSE debe promover la participación ciudadana en las urnas mediante diversas acciones, entre ellas, las siguientes:

  • Informar: combatir la desinformación y hacer campañas de comunicación con pertinencia cultural, lingüística y adaptada a las realidades locales, tanto en formato virtuales como tradicionales.

  • Planificar: habilitar más centros de votación según la concentración poblacional para hacer accesible la participación.

  • Facilitar acceso: asegurar disponibilidad de medios de transporte para que las personas puedan acudir a su centro de votación.

“Lo más importante es garantizar mínimos de integridad electoral para que los votantes no pierdan la confianza en las elecciones, confíen en las autoridades electorales y acudan a las urnas para elegir a sus nuevos representantes”, refieren.


Fuente: Prensa Libre


4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page