top of page
  • Foto del escritorRedaccion

Gobierno de Honduras busca confrontación con los EEUU para romper relaciones diplomática


Copiando la retórica del Socialismo del siglo XXI de Hugo Chávez, Fidel Castro y Nicolás Maduro el asesor presidencial Manuel Zelaya Rosales afirmó en una entrevista que estaban defendiendo al extraditable Julian Assange de Wikileaks.


Estas declaraciones ponen al Gobierno de Honduras en un enfrentamiento en contra del Departamento de Justicia de los Estados Unidos quien decidió presentar cargos a un Gran Jurado Federal de 16 ciudadanos comunes quienes determinaron que se habían cometido crímenes de espionaje en contra de los Estados Unidos por parte de Assange y su empresa Wikileaks.


En el 2019 un gran jurado federal emitió una acusación de 18 cargos que reemplaza la acusación original contra Julian P. Assange, de 51 años, quien es el fundador de WikiLeaks, que es acusado de delitos que se relacionan con el presunto papel de Assange en uno de los mayores casos de divulgación de información gubernamental clasificada en la historia de los Estados Unidos. El Fiscal General Adjunto de Seguridad Nacional John C. Demers, el Fiscal Federal G. Zachary Terwilliger para el Distrito Este de Virginia, el Subdirector John Brown de la División de Contrainteligencia del FBI y el Subdirector Interino a Cargo Timothy Dunham de la Oficina de Campo de Washington del FBI hicieron este anuncio.


La acusación formal alega que Assange fue cómplice de Chelsea Manning, ex analista de inteligencia del Ejército de los EE. UU., en la obtención y divulgación ilegal de documentos clasificados relacionados con la defensa nacional de los Estados Unidos y sus fuerzas aliadas. Específicamente, la acusación formal alega que Assange conspiró con Manning; obtuvo de Manning y la ayudó e instigó a obtener información clasificada con motivos para creer que la información se usaría en perjuicio de los Estados Unidos o en beneficio de una nación extranjera; recibió e intentó recibir información clasificada teniendo razones para creer que dichos materiales serían obtenidos, tomados, fabricados y eliminados por una persona contraria a la ley; y ayudó e instigó a Manning a comunicar documentos clasificados a Assange.


Después de aceptar recibir documentos clasificados de Manning y ayudar, instigar y hacer que Manning proporcionara documentos clasificados, los cargos de acusación reemplazantes que Assange luego publicó en WikiLeaks documentos clasificados que contenían los nombres no editados de fuentes humanas en todo el mundo que proporcionaron información a las fuerzas estadounidenses en Irak y Afganistán, y a los diplomáticos del Departamento de Estado de EEUU poniendo en riesgos de muerte a estas fuentes de las cuales fueron asesinadas varias despues de la divulgación de Wikileaks. Estas fuentes humanas incluían afganos e iraquíes locales, periodistas, líderes religiosos, defensores de los derechos humanos y disidentes políticos de regímenes represivos. De acuerdo con la acusación de reemplazo, las acciones de Assange pusieron en peligro la seguridad nacional de los Estados Unidos en beneficio de sus enemigos y pusieron a las fuentes humanas no redactadas en un riesgo grave e inminente de daño físico grave y/o detención arbitraria.


El apoyo del Gobierno de Xiomara Castro a Assange agrava la relaciones diplomáticas y los comentarios de su Asesor Presidencial es una injerencia del asesor presidencial Manuel Zelaya Rosales a los asuntos internos, la justicia y la política de defensa nacional de los Estados Unidos.


Analistas políticos de latinoamérica concuerdan en que estas acciones del Gobierno de Honduras son una provocación para darle el golpe a las relaciones diplomáticas que ya están en la cuerda floja.


No sería la primera vez que un gobierno socialista arremete contra los intereses de EEUU en el exterior y contra su embajada y embajador.




123 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page