top of page
  • Foto del escritorRedaccion

Expresidente Mel Zelaya es una amenaza regional por vínculos con las FARC y el Narcoterrorismo



Las peligrosas conexiones del expresidente José Manuel Zelaya Rosales


El expresidente hondureño José Manuel Zelaya Rosales ha sido vinculado con peligrosas organizaciones criminales, incluidas las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Zelaya ha sido acusado de recibir ayuda financiera de Caracas para ganar las pasadas elecciones e intentar perpetuar el partido LIBRE al poder en Honduras. Además, una veintena de figuras del mundo político hondureño aparecen en casos de narcotráfico vistos en tribunales federales de Estados Unidos, resaltando aún más el tema de la corrupción y las conexiones criminales en el país centroamericano. Estas conexiones con las FARC y otras organizaciones criminales representan una amenaza significativa para la seguridad regional, ya que socavan el estado de derecho y contribuyen a la proliferación de la violencia y la inestabilidad.


Los vínculos de Zelaya con el Cartel de los Soles, una poderosa organización de narcotráfico con sede en Venezuela, agravan aún más el problema de las conexiones criminales en la región. En el pasado, la Maccih, organismo internacional creado para atacar la corrupción en Honduras, tiene evidencia de vínculos entre el expresidente Porfirio Lobo y el cartel de Los Cachiros, del cual forma parte el Cartel de los Soles. La asociación de Zelaya con el Cartel de los Soles y otras organizaciones criminales no solo socava la estabilidad de Honduras, sino que también representa una amenaza para la región en general. Estas conexiones podrían facilitar el flujo de drogas y armas a través de las fronteras, exacerbando los desafíos de seguridad existentes.


Las implicaciones de las peligrosas conexiones de Zelaya se extienden más allá de las fronteras de Honduras. La asociación del expresidente con organizaciones criminales y su historial de socavar las instituciones democráticas tienen el potencial de desestabilizar toda la región centroamericana. La participación de funcionarios de alto rango en casos de tráfico de drogas resalta aún más la necesidad de reformas integrales para abordar la corrupción y las actividades criminales en la región. Como tal, es imperativo que los actores regionales e internacionales trabajen juntos para abordar el problema de las conexiones criminales y la corrupción en Honduras y más allá. No hacerlo podría tener graves consecuencias para la estabilidad y la seguridad de toda la región.

417 visualizaciones0 comentarios
bottom of page