top of page
  • Foto del escritorareynosorosa

Cientos de alumnos y padres marchan por seguridad en escuelas de NJ

Sigue grave estudiante dominicano apuñalado por compañero.




NUEVA YORK._ Cientos de alumnos de diferentes escuelas en Perth Amboy (Nueva Jersey) y padres de ellos marcharon ayer lunes en la mañana exigiendo a las autoridades de educación garantizar mayor seguridad a los educandos, mientras el estudiante dominicano Smailyn Jiménez sigue grave en un hospital apuñalado el jueves por un compañero de plantel.

Lanzando consignas y exhibiendo pancartas con las que reclamaban hacer más seguras las escuelas de Perth Amboy, los alumnos y sus padres recorrieron varias calles hasta llegar frente a la escuela intermedia Samuel E. Schull Middle School donde estudian Jiménez, de 11 años de edad y su agresor que lo siguió para intentar matarlo cuando la víctima caminaba de la escuela a su casa.

La policía de Perth Amboy dijo ayer lunes que Jiménez fue apuñalado después que él y su atacante, no identificado por protocolos legales, discutieron aunque el origen de la disputa no está claro.

El victimario que estudia en el sexto grado llevaba el cuchillo a la escuela en su mochila.

El padre de Smailyn, Juan Jiménez, tratando de contener las lágrimas, dijo a medios locales que a pesar de que su hijo está progresando, los médicos dicen que le tomaría unos tres años recuperarse.

Dijo que su hijo fue apuñalado dos veces en el abdomen y que una de las venas de su corazón está dañada.

El papá que el ataque no fue provocado por su hijo después del cierre del plantel, a las 2:40 de la tarde del miércoles pasado y que sucedió a dos cuadras de su casa.

Smailyn fue ingresado en el hospital Robert Wood Johnson en New Brunswick donde fue operado el jueves gracias a que un buen samaritano que pasaba por la escena del ataque lo vio en el suelo y esperó el paso de una ambulancia.

«No nos sentimos seguros aquí y las cosas tienen que cambiar porque no va a pasar nada si todos ustedes siguen sentados aquí sin hacer nada», dijo la estudiante Sarina Lebreault.

Los estudiantes frustrados culpan del apuñalamiento del estudiante de quinto grado a la supuesta inacción del distrito contra la violencia en las escuelas.

«Esta escuela está fuera de control. Es necesario que haya un cambio lo antes posible. Esto va por la borda. Los niños están saltando, pelean todos los días, con cuchillos todos los días», dijo Wendy de León, una de las madres que participó en la protesta.

«El otro día estaba caminando al baño de asignaturas optativas y había sangre en el piso y no sabía qué había pasado», dijo la estudiante de secundaria Brieanne Mestre.

La familia de Jiménez le dijo al canal CBS News 2 que el estudiante está ya fuera de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y en condición estable. El sospechoso de 11 años fue arrestado por cargos de delincuencia juvenil.

Los padres dijeron que el distrito rara vez les notifica sobre actos de violencia y que sus llamadas para detectores de metales y registros de mochilas cayeron en oídos sordos.

La señora Wendy dijo que su hija de 11 años ha estado demasiado asustada para regresar a la escuela.

«Todos los días después del almuerzo es cuando sucede con mayor frecuencia. Si vas por el camino largo, todos los niños comienzan a correr y algunos se caen. Los maestros están gritando, el guardia de seguridad tiene que venir y detener todas las peleas», agregó Mestre.

Los estudiantes dijeron que quieren que el superintendente, el alcalde y la Junta de Educación tomen medidas y agregaron que están decepcionados de que ningún funcionario público saliera ayer lunes para escuchar sus preocupaciones.

«Todo podría haberse evitado. Pero, llegó a un caso en que alguien resultó herido. Eso es simplemente inaceptable, es triste», dijo Leeah Gutiérrez, otra estudiante de secundaria.

«Muestra lo cobardes que son. Realmente lo hace, porque mira esto aquí, toda esta gente y sin embargo, nada», dijo Lebreault.

Padres, estudiantes y maestros se reunieron en la noche frente al ayuntamiento para dar a conocer sus frustraciones. Quieren protocolos de seguridad mejorados en la escuela.

«A veces son muchas peleas, muchas como estudiantes que se van», dijo Lanyah Wilson, estudiante de octavo grado.

Residentes en Perth Amboy dijeron que temen que ataques como el perpetrado contra el estudiante dominicano se produzcan otra vez.

La familia de la víctima quiere saber cómo el estudiante que apuñaló a Jiménez logró entrar con un cuchillo a la escuela sin ser atrapado.

El acusado está detenido en el Centro de Detención Juvenil del condado Middlesex.

Es acusado por delincuencia juvenil delito que, si fuera cometido por un adulto, serían intento de asesinato, asalto agravado y armas.

La familia de Smailyn exige justicia y que el segundo niño que alegan estuvo involucrado en el apuñalamiento también debe rendir cuentas.

«Como comunidad escolar, estamos devastados por este acto de violencia sin sentido. La administración de la escuela se ha acercado a la familia para brindarle apoyo», dijo el plantel en un comunicado.

Francesca Pepín escribió airada en su cuenta facebook que “esto es una mierda. Disculpe mi lenguaje, pero estoy harta de la junta educativa en Perth Amboy. Hay que hacer algo. Hay una razón por la que están saliendo. Últimamente, las escuelas no han sido seguras para los estudiantes en Perth Amboy. mi hija asiste a la escuela Shull y por las historias que me cuenta no me extraña que haya desarrollado una ansiedad severa. Sin mencionar el pasado viernes en la misma semana un niño fue atacado desde esa escuela camino a casa, mi hija fue amenazada por un compañero de clase que quería seguirla a casa y estrangularla. El vicedirector me llamó y me dijo que la policía había sido notificada y que yo también puedo ir a la comisaría y seguir con la policía. Cosa que hice y me dijeron que ellos también están teniendo dificultades para ponerse en contacto con el superintendente de las escuelas. Llamé a la escuela para ver qué acciones se tomaron porque tengo miedo de enviar a mi hija de vuelta a la escuela. Ella falló hoy y he llamado cuatro veces y todavía no he recibido una llamada. No voy a enviarla de vuelta hasta que sepa de alguien. Esto es más que aterrador. Hay que hacer algo”.


Fuente: El Faro Latino

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

تعليقات


bottom of page