top of page
  • Foto del escritorareynosorosa

Cómo la batalla regulatoria de Europa con Apple podría indicar lo que está por venir para los consumidores estadounidenses


LONDRES

Probablemente pasarán años antes de que se resuelva la enorme demanda antimonopolio del gobierno estadounidense contra Apple , pero los problemas del fabricante del iPhone con los reguladores europeos ofrecen una idea de los cambios que los clientes estadounidenses podrían ver en el futuro.

La demanda estadounidense busca impedir que Apple socave las tecnologías que compiten con sus propias aplicaciones en áreas como el streaming, la mensajería y los pagos digitales. El Departamento de Justicia también quiere evitar que el gigante tecnológico incluya en sus contratos con desarrolladores, fabricantes de accesorios y consumidores un lenguaje que le permita obtener o mantener un monopolio.

Estos son temas similares sobre los que la Comisión Europea, el brazo ejecutivo del bloque y máximo responsable antimonopolio, y Apple han estado discutiendo durante años.

Los organismos de control antimonopolio de la UE han iniciado múltiples casos antimonopolio acusando a Apple de violar las leyes de competencia del bloque de 27 naciones, al tiempo que imponen reglas digitales estrictas destinadas a impedir que las empresas de tecnología acaparen los mercados digitales.

Los esfuerzos de Bruselas pronto empezarán a tener un impacto en la forma en que la empresa hace negocios y en la experiencia que tienen los usuarios de iPhone en Europa. Y los cambios podrían indicar lo que les espera a los usuarios de Apple en Estados Unidos, al menos si el Departamento de Justicia se sale con la suya.


Aquí hay una mirada más cercana:


TRANSMISIÓN DE MÚSICA

Los usuarios de música en streaming normalmente no podían pagar sus suscripciones a Spotify directamente a través de sus aplicaciones de iPhone. Ni siquiera podían ser informados por correo electrónico sobre los precios de suscripción, promociones y ofertas de Spotify u otros servicios de transmisión de música. Esto se debe a que Apple impone estrictas restricciones a las aplicaciones que compiten con su propio servicio Apple Music.

Pero cuando Spotify se quejó ante la Unión Europea , los reguladores antimonopolio abrieron una investigación de un año que resultó en una orden para que Apple detuviera ese comportamiento y llegó con una enorme multa de 1.800 millones de euros (2.000 millones de dólares) destinada a disuadir a la empresa de volver a hacerlo.

Margrethe Vestager, jefa de competencia de la Comisión Europea, dijo que las prácticas de Apple eran "ilegales" y "afectaron a millones de consumidores europeos que no pudieron elegir libremente dónde, cómo y a qué precio comprar suscripciones de música en streaming".


PAGOS

Apple intentó resolver un segundo caso antimonopolio de la UE proponiendo permitir que terceros proveedores de servicios de pagos y billeteras móviles accedan a la función de pago tap and go en su sistema operativo iOS.

Apple ofreció la concesión a la Comisión Europea, el brazo ejecutivo del bloque y principal organismo antimonopolio, después de que acusara a la compañía en 2022 de abusar de su posición dominante al limitar el acceso a su tecnología de pagos móviles.

La comisión había estado examinando si las reglas de Apple Pay requieren que las tiendas en línea lo conviertan en la opción preferida o predeterminada, excluyendo efectivamente a los sistemas de pago rivales. También había estado investigando preocupaciones de que limita el acceso de los sistemas de pago rivales a la función de pago sin contacto en los iPhone.

La comisión todavía está considerando la oferta. Ha estado buscando comentarios de las “partes interesadas” sobre las propuestas antes de tomar una decisión sobre el caso.

TIENDAS DE APLICACIONES

Apple ha sostenido durante mucho tiempo que sólo puede haber un mercado de aplicaciones, el suyo, para iPhones y otros dispositivos iOS. Pero un amplio conjunto de nuevas regulaciones de la UE que entraron en vigor recientemente ha obligado a la compañía a abrir su llamado “jardín amurallado” y permitir que las tiendas de aplicaciones de terceros compitan.

La Ley de Mercados Digitales de la UE es un libro de reglas amplio que apunta a las grandes empresas tecnológicas “guardianes” con un conjunto de cosas que deben y no deben hacer que tendrán que cumplir. Uno de sus objetivos es romper los ecosistemas tecnológicos cerrados que encierran a los consumidores en los productos o servicios de una sola empresa.

Según la DMA, las empresas de tecnología no podrán impedir que los consumidores se conecten con empresas fuera de sus plataformas. Así que Apple se ha visto obligada a permitir que la gente en Europa descargue aplicaciones para iPhone desde tiendas que no son operadas por el gigante tecnológico estadounidense, una medida a la que se ha resistido durante mucho tiempo.

En señal de esa desgana, los reguladores de la UE dijeron que querían interrogar a Apple por las acusaciones de que impidió que la empresa de videojuegos Epic Games estableciera su propia tienda de aplicaciones. Pero Apple luego cambió de rumbo y allanó el camino para que Epic, el fabricante de Fortnite, estableciera su tienda de aplicaciones rival.

Fuente: AP



0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page